¿QUÉ ES EL FOREX?

El Forex es un mercado financiero extrabursátil en el que se puede operar durante las 24 horas del día.

 

Se denomina “mercado de divisas” o “Forex” (abreviatura de Foreign Exchange Market) al mercado global de monedas. La negociación de divisas a escala mundial no está ligada a una plaza bursátil fija, sino que se efectúa a través de la red mundial de relaciones interbancarias y permanece en actividad durante las 24 horas del día.

 

La operativa con CFDs Forex implicará la simultánea compra de una moneda y la venta de otra. De aquí se extrae que la divisas cotizarán en pares de tal forma que la apreciación o depreciación de una moneda implicará el efecto contrario para la otra.

Mediante la simultánea compra y venta en el mercado de divisas se va formando el tipo de cambio nominal, esto es, la relación de precio entre dos monedas (por ejemplo EUR vs. USD)

Más del 85 % del volumen diario de transacción se efectúa en las monedas más importantes (dólar estadounidense, yen japonés, euro, libra esterlina, franco suizo, dólar canadiense y dólar australiano).

 

Junto a factores como los tipos de interés, la inflación y el grado de estabilidad política, de cuando en cuando los gobiernos o sus Bancos centrales influyen sobre el valor de una moneda al actuar en Forex como compradores o como vendedores. Todo ello puede conducir a una elevada volatilidad del mercado de divisas. Sin embargo, debido al enorme volumen de negocio, a un solo participante en el mercado le es imposible hacer que éste se mueva de forma no natural durante un largo período de tiempo.

 

Los movimientos más acusados de los precios en el mercado de Forex tienen lugar cuando se producen acontecimientos inesperados. Puede tratarse de intervenciones de Bancos centrales (por ejemplo bajadas o incrementos de los tipos de interés), del resultado de las elecciones en un país o incluso de conflictos bélicos. Sin embargo, más que los acontecimientos mismos, son las expectativas que éstos generan lo que verdaderamente mueve el mercado de divisas.

Los operadores de divisas denominan cada posición por la primera moneda (moneda base) de cada par. Por ejemplo un operador que compra euros a 0,9285 y simultáneamente vende dólares (EUR/USD) está largo en euros y corto en dólares estadounidenses.

 

Con un volumen diario de negociación de 3 billones de dólares estadounidenses, el mercado de divisas es el mercado financiero más grande del mundo.

El mercado Forex está dominado por los operadores profesionales de los grandes Bancos de inversión internacionales y por entidades de brokerage.

 

Hanseatic Brokerhouse permite al inversor privado operar en el mercado de divisas, abriéndole así oportunidades de inversión extraordinariamente atractivas.

Por primera vez resulta posible a operadores e inversores realizar transacciones en el mercado de divisas de una magnitud situada entre 10.000 y 10.000.000 de dólares estadounidenses a los mismos precios que se ofrecen en el mercado interbancario para volúmenes de transacción muy superiores a los 10.000.000 de dólares estadounidenses.

De esta posibilidad pueden beneficiarse tanto los inversores que especulan sobre la dirección de un determinado movimiento del mercado como aquellos que desean cubrirse frente a las fluctuaciones de los precios.